Eventos

Observatorio Laboral exige diálogo abierto e incluyente para la Reforma Laboral en México

Boletín de Medios:

¡EXIGIMOS un diálogo abierto e incluyente para la Reforma Laboral en México!

¡No al tripartismo en el Organismo para el Registro de Sindicatos!

Proponemos una ampliación del plazo establecido en la reforma constitucional para los cambios legislativos a las leyes secundarias y a la instrumentación de tales cambios, con el fin de tener el tiempo suficiente para generar el verdadero diálogo social y terminar con la opacidad que ha caracterizado hasta ahora este proceso.

Desde la presentación de la iniciativa conocida como “Reforma Constitucional en materia de Justicia Laboral” por parte del Presidente de México, el 28 de abril de 2016, hasta su promulgación el 24 de febrero de 2017, hemos sido testigos de la negativa por parte del Secretario de Trabajo y Previsión Social, así como del titular del Ejecutivo Federal de entablar un auténtico diálogo social con las y los trabajadores y el sindicalismo independiente.  Esta cerrazón se ha extendido, ya que no se ha promovido una discusión pública del proyecto de la nueva legislación laboral. a pesar de que el gobierno mexicano ha sido merecedor de múltiples recomendaciones por parte de la Organización Internacional del Trabajo, en el que se le exhorta al establecimiento de un auténtico diálogo social con todos los actores involucrados, nuevamente se ha preferido negociar en con las cúpulas del poder económico y del Congreso del Trabajo, sin tomar en cuenta la pluralidad de puntos de vista existentes en la sociedad mexicana.

En la Asamblea de la 106a. Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo, celebrada en de junio de 2017, en Ginebra, la Confederación de Trabajadores y Trabajadoras de las Universidades de las Américas, así como la Unión Nacional de Trabajadores, realizaron una denuncia pública de las violaciones a los derechos laborales fundamentales de libertad sindical, negociación colectiva, huelga y de impartición de justicia laboral en México y, como prueba de ello, el sindicalismo democrático e independiente no ha sido convocado hasta el momento a participar en el proceso de armonización y creación de las leyes secundarias. Tampoco se han generado los espacios para que exprese su posición en la negociación del tratado de libre comercio de América del Norte, en la que únicamente participan los empresarios y líderes sindicales del Congreso del Trabajo.

Por consiguiente, exigimos el establecimiento de una deliberación pública que apuntale la reforma constitucional publicada en febrero de 2017 y así responder a los compromisos internacionales de México en materia de  derecho al trabajo y que no se adopten reformas regresivas. Desde aquí pedimos a la sociedad vigilar que se cumpla la reforma constitucional.

Nos oponemos a cualquier defensa del tripartismo como forma de integración del órgano descentralizado, encargado de hacer efectivo el derecho a la organización y la negociación colectiva, pues está probado que tal fórmula ha sido altamente lesiva para el país, porque ha impedido contar con una auténtica representación de las y los trabajadores. En consecuencia, rechazamos la exigencia empresarial de formar parte de este organismo descentralizado e introducir el tripartismo en su órgano de gobierno. Ello sería inconstitucional y contrario al Convenio 87 de la OIT. Aceptar esta exigencia patronal cancelaría los fines de la reforma constitucional, expresados en su propia exposición de motivos.

Exigimos la garantía al ejercicio del derecho de huelga y negociación colectiva, a través de la consulta efectiva a los trabajadores mediante el voto personal, libre, secreto y directo, de manera que todos, sin distinción, intermediario o substituto alguno, puedan expresar de manera personalísima su voluntad absoluta, irrestricta y auténtica en las urnas, lo que es un paso obligado para construir un sistema sindical democrático, transparente y representativo, así como para erradicar efectivamente el régimen de contratación colectiva de protección patronal. Para ello, además de una adecuada reglamentación de la reforma constitucional, se demanda la ratificación inmediata del convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo.

Solicitamos al gobierno mexicano demande la asistencia técnica de la Organización Internacional del Trabajo para el diseño de la legislación laboral secundaria, evitando así continuar con un proceso clandestino, sin transparencia ni garantías de respeto a los derechos de los trabajadores.  Igualmente, dada la importancia de transitar hacia un nuevo sistema de justicia laboral y procesos con base en los principios de la oralidad, como lo muestran otras experiencias nacionales e internacionales, se requiere el tiempo necesario para generar un diseño apropiado, con base en una reflexión colectiva y plena participación de la sociedad, lo que hasta ahora no se ha dado.

Por lo anterior proponemos al Congreso de la Unión que se amplíe el tiempo necesario para los cambios legislativos, para el diseño del nuevo sistema de justicia e implementación de toda la reforma, ya que en con plazos tan cortos es imposible llevar a cabo una verdadera reforma que beneficie al país.

Atentamente

OBSERVATORIO CIUDADANO DE LA REFORMA  LABORAL

Ciudad de México, 17 de agosto de 2017.

  • Lugar: Ciudad de México, Hotel Casa Blanca
  • Fecha: 17 de agosto de 2017