La corrupción y desregularización de procesos son “caldo de cultivo” para accidentes en centros de trabajo del sector minero, advirtió Luisa María Alcalde titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

El sector minero puede continuar con la reducción de riesgos ligados a su actividad a través de innovaciones en sus procesos, la incorporación de nuevos elementos tecnológicos y la capacitación de su personal, señaló la Secretaria.

“La corrupción, la desregularización de varios procesos mineros son caldo de cultivo para los accidentes que van ocurriendo. Los riesgos se pueden reducir al mínimo cuando se garantizan condiciones de seguridad tales como tener al personal capacitado, proveer los equipos de protección y las herramientas adecuadas para cuando están realizando sus distintas tareas.

“Indispensable también es revisar las condiciones de seguridad e higiene tales como ventilación, polveo, barrenación y contar con todos los estudios actualizados en mecánica de roca y geohidrólogicos, por mencionar algunos”, dijo titular de la dependencia.

El papel del Gobierno es fundamental para la aplicación de las normas del sector minero, pero también es importante la toma de conciencia por parte de las empresas para hacer posible que los principios que integran el marco jurídico sean una realidad en beneficio de los trabajadores, agregó Alcalde.

La industria minera tiene una tasa de incidencia de accidentes de trabajo 38 por ciento menor que la media nacional, mencionó Fernando Alanís, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex) durante la entrega de los Casco de Plata, reconocimiento que se otorga a las unidades mineras con mejores prácticas de seguridad del País.

La media nacional de incidencia de accidentes de trabajo es de 2.0 mientras que la minería cuenta con una tasa de 1.24, la actividad económica con mayor incidencia es la compra venta de tiendas de autoservicio con una tasa de 3.72.

“Las estadísticas que tenemos del año pasado (2019) es que tuvimos una reducción del 24 por ciento en el Índice de incidencia que actualmente se ubica en 1.24. Nos posiciona muy por debajo de la media nacional.

“Nuestro objetivo es y seguirá siendo la búsqueda de cero accidentes”, dijo Alanís.

De los 288 centros de trabajo incorporados en el sector minero-metalúrgico, 233 cuentan algún reconocimiento de empresa segura, agregó Alanís.

Por: Reforma 21/11/20

Fuente: https://elpulsolaboral.com.mx/mercado-laboral/24140/corrupcion-y-desregulacion-causas-de-percances-de-mineria

Leave a comment