Foto: Miguel García Conejo

En conferencia de prensa trabajadores de la Coordinación de Regulación Sanitaria del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) denunciaron actos de presión,  acoso y corrupción por parte de sus jefes directos, en contra de al menos seis verificadores de campo a fin de lograr su despido.  

Miguel García Conejo. 09/10/2020

Gabriel Robles, trabajador todavía de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (COPRISEM), acusó abusos cometidos durante la pandemia, en el que dijeron no se les entregó equipo de protección para realizar su tarea.  

“Le solicitamos que nos dotarán de equipo de protección de lo cual hubo una negativa total, y comenzaron con situaciones como negarnos el acceso y  pues de ahí se viene derivando todo esto”.  

Sin una razón de fondo, y real que fundamente su despido acusaron que el motivo para intentar echarlos a la calle es la decisión de los trabajadores de sumarse al recién conformado Sindicato de Trabajadores del Sistema Nacional de Salud (STSNS) en su sección 35,  pues los seis trabajadores hostigados pertenecen a la agrupación conformada en meses pasados derivada de la reforma laboral  

“Laboralmente no hemos faltado en nada y ahora el mundo está cambiando en términos generales tenemos que adaptarnos ese tiempo de los monopolios sindicalmente hablando ya está pasando consideramos que esa es una de las razones por las que se está haciendo esto” Gabriel Robles, trabajador ISEM.  

En este sentido Antonio Monroy, secretario general del Sindicato de Trabajadores del Sistema Nacional de Salud (STSNS) en su sección 35,  acusó prácticas ilegales y de corrupción por parte del responsable estatal de la regulación sanitaria, Santiago Ramos Millán, a cargo de la Coprisem. 

“En la Coprisem existe una red de corrupción que yo denuncio públicamente probada que la encabeza Santiago Ramos Millán con el líder sindical de la sección número 9 que se llama Domingo Artulio Maldonado en donde se ha extendido en donde todos los verificadores, todos, le tienen que entrar con un derecho de piso semanalmente con alrededor de dos a cinco mil pesos  por cada verificador sanitario aquel verificador que no le entra con ese derecho de piso obviamente es sancionado y paga las consecuencias”.   

Ante la falta de respuesta y solución de las autoridades del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) los seis trabajadores afectados han  promovido un amparo el cual les fue concedido. El nuevo  Sindicato de Trabajadores del Sistema Nacional de Salud (STSNS)  tiene ya conformadas 38 secciones en todo el país y está debidamente constituido.  

Fuente: https://diarioportal.com/2020/10/09/corrupcion-y-presiones-en-coprisem-denuncian-trabajadores/

Leave a comment