Ciudad de México. El presidente de la Comisión de Trabajo del Senado, Napoleón Gómez Urrutia, advirtió que preocupa a congresistas de Estados Unidos la lenta puesta en marcha de la reforma laboral ya que consideran que todavía no se dan una serie de cambios que esperaban en materia de democracia sindical, porque persisten los contratos de protección, la intimidación y el acoso a trabajadores.

Andrea Becerril 02/08/20

El también dirigente nacional del Sindicato Minero recordó que el acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) establece un mecanismo de respuesta rápida, que en un plazo de seis meses permitiría sancionar directamente a una empresa con aranceles, multas o embargo, en caso de reincidir, por no cumplir con el derecho de libertad sindical y negociación colectiva.

Hay que evitar llegar a esas posibles sanciones comerciales, recalcó, y para ello se requiere la intervención de la Secretaría del Trabajo y que el titular y los demás integrantes del Centro de Conciliación y Registro Laboral sean capaces de rechazar las presiones de los empresarios y los cabildeos de abogados patronales que logran casi siempre resoluciones contra los trabajadores.

El senador de Morena señaló que a principios de julio ocho congresistas de Estados Unidos enviaron una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador, en la cual expresaron esa preocupación y el 23 de este mismo mes, otros 27 parlamentarios, en su mayoría demócratas, dirigieron una misiva al secretario del Trabajo de Estados Unidos, Eugene Scalia, y a Robert Lighthizer, representante comercial y negociador del T-MEC, en la que señalan que “a  pesar de que México ha aprobado la reforma en la legislación laboral, persisten los viejos problemas.

En esa carta los congresistas sostienen que: Los empleadores continúan firmando nuevos contratos de protección con los sindicatos dominados por los empleadores, que los trabajadores no han votado ni visto, y quienes levantan la voz e intentan mejorar las condiciones laborales siguen enfrentando intimidación y acoso. Aún más problemático, en varios casos recientemente documentados, han sufrido violencia física, desapariciones y muertes como resultado de su activismo.

Gómez Urrutia destacó otro párrafo de la misiva: “Establecer la democracia básica en el lugar de trabajo en México requerirá varios esfuerzos críticos coordinados, incluida la construcción de la capacidad administrativa y técnica del gobierno para implementar la reciente reforma laboral que garantiza a los trabajadores el derecho a votos rápidos, seguros y democráticos sobre la representación sindical, la ratificación de los convenios colectivos y elección de dirigentes sindicales, ninguno de los cuales todavía se ha puesto en marcha.

Esto incluye facilitar y monitorear proactivamente el proceso de legitimación de los contratos colectivos, ya que los expertos estiman que al menos 76 por ciento de éstos en México son, de hecho, contratos de protección.

El senador de Morena resaltó que el Comité de Trabajo que se formó en el Congreso de Estados Unidos revisa ya varias denuncias y quejas en contra de empresas que están violando la ley y una de las primeras es contra Grupo México.

Destacó que es necesario que la Secretaría del Trabajo asegure que se cumpla esa reforma laboral, que es histórica, pues no tiene caso que quede sólo en la letra.

A su juicio se debería hacer un informe periódico de los avances en la aplicación de la Ley Federal del Trabajo y compartirlo con los congresistas de Estados Unidos y Canadá, a fin de evitar los riesgos de controversias y sanciones contra México.

Fuente: https://www.jornada.com.mx/ultimas/politica/2020/08/02/riesgos-en-el-t-mec-por-violar-libertad-sindical-gomez-urrutia-8243.html

Leave a comment