imagen-generica-firmas-1.jpg

VARIOS AUTORES

09.05.2019/04:40

El día 1 de mayo de 2019, se publicó en el diario oficial de la federación la reforma a la ley federal del trabajo o también denominada Justicia Laboral, Libertad Sindical y Negociación Colectiva.

Por primera vez, después de más de 100 años de haberse publicado el Articulo 123 en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y promulgado la Ley Federal del Trabajo; en este 2019, se lleva a efecto una reforma sustancial de 535 artículos, lo que significa el impacto de la reforma es más del 50 por ciento de los contenidos en la ley anterior, que transformarán por completo la forma de impartir justicia laboral en nuestro país.

La reforma se hace con base al mandato constitucional publicado el 27 de febrero de 2017, que fue aprobado en forma unánime por parte de los legisladores integrantes del Congreso de la Unión. Con la que el estado mexicano da cumplimiento a los tratados internacionales suscritos en materia de reconocimiento a los derechos de los trabajadores en materia sindical y contratación colectiva y en materia de libre comercio (en el T-MEC, al capítulo 19 del Tratado Integral y Progresista de Asignación Transpacífico y el Anexo 23 del Tratado Comercial celebrado entre México y Estados Unidos y Canadá).

Se establece en ella la desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, (creadas por el Congreso Constituyente de Querétaro en 1917 y a nivel federal la Junta de Conciliación, en 1927). Se contempla un plazo de tres años para el establecimiento de los nuevos tribunales laborales (Juez de lo laboral) en cada una de las 32 entidades federativas y considerando un plazo de cuatro años para que entren en funciones los nuevos tribunales a nivel federal en la materia.

Se crea un nuevo Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, que se encargará de la regulación y registro de los sindicatos y reglamentos interior de trabajo; además se hará cargo del proceso de conciliación obligatorio a nivel federal; se establece la separación entre la función conciliadora (que tenían las autoridades administrativas) y la función judicial (a cargo de los nuevos Juzgado).

Se establece nuevas reglas para los trabajadores del hogar (trabajo doméstico) para que cuenten estas personas con los beneficios de la seguridad social y así como se les otorga el derecho colectivo de sindicación.

Se crea el nuevo procedimiento laboral ordinario y especial, ante los Jueces laborales locales y federales, bajo nuevos principios, y se contempla el uso de las nuevas tecnologías (incluyendo las videoconferencias para desahogar diligencias procesales). 

LUIS MACCISE

https://www.milenio.com/opinion/varios-autores/escuela-libre-de-derecho-de-puebla/reforma-a-la-ley-federal-del-trabajo

Leave a comment