• POR: JUAN GILBERTO BANDA REYES
  • 04 MAYO 2019

En la semana laboral que hoy termina probablemente el evento más destacado fue el desfile conmemorativo del Día del Trabajo. Pero por la reforma laboral, en mi muy personal enfoque esa parada cívica significó las exequias del charrismo sindical habida cuenta que de ahora en adelante los trabajadores podrán negarse a que les descuenten las tristemente famosas cuotas sindicales que como lo saben mis lectores, sirvieron para enriquecer a unos cuantos y como siempre sucede, las mayorías nomás viendo desde las gradas el espectáculo.

Pero para que ya no se los ´vacunen´, válgame la expresión, el obrero deberá presentar por escrito su deseo de que ya no le descuenten de su salario la cuota sindical.

Van a tener que ponerse muy abusados, y las empresas, en mi personal enfoque van a estar obligadas a hacer del conocimiento lo anterior para que al trabajador no se le pase cubrir esa disposición de que sigan bajando de su sueldo las cuotas para su respectivo dirigente.

También deberán hacer del conocimiento de sus trabajadores que ya no es obligatorio el adherirse a sindicato alguno.

Son disposiciones obligadas y de ahí comienza el declive del llamado , que desde luego nadie espera que esos dirigentes entreguen el poder del que se han amamantado sin oponer reparo alguno, al contrario, doy por descontado que recurrirán a todo para que las cosas sigan como antes. 

Si se salen con la suya, las empresas tendrán la culpa, luego no se anden quejando cuando esos dirigentes se le pongan al brinco.

Sé de una maquiladora de esta localidad que no sabe a qué sindicato va a entregar las cuotas de los obreros que la empresa les descuenta de sus salarios, todo porque ambos sindicatos tienen su correspondiente toma de nota, así que mejor váyanse derechos todos y se evitarán muchos problemas.

Pero no es todo, mañana organismos fantasmagóricos pero que se ve traen mucho respaldo económico están anunciando marchas de protesta contra el gobierno federal.

 

https://www.elmanana.com/opinion/columnas/el-fin-del-charrismo-4814271.html

Leave a comment