4 de mayo de 2019

Uno de los grandes retos es terminar con el corporativismo sindical y con los llamados contratos de protección

La reforma laboral aprobada esta semana por el Senado es la que requería México para lograr un verdadero cambio en el mundo del trabajo y terminar con vicios que distorsionaban las relaciones entre los actores de la producción, señalaron académicos y abogados laboristas.

El procurador federal de la Defensa del Trabajo, Emilio Zacarías Gálvez, señaló que la libertad y la democracia laboral representan un gran avance en esta reforma, ya que ahora estará también involucrado el Poder Judicial dentro del mundo laboral y tendrá que participar en las controversias, así como los registros sindicales.

empleo.jpg

Foto: Yarhim Jiménez

Dio a conocer que el legislativo fijó fechas precisas para consolidar este nuevo marco legal y empezar a abatir el rezago que existe en las Juntas de Conciliación y Arbitraje, y la ruta que se ha plasmado permitirá hacer realidad el objetivo.

A su vez Alfonso Bouzas Ortiz, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, recordó que en 1995 se presentó un primer proyecto integral, y décadas después se presenta otro con diversos cambios políticos y sociales, sin embargo sería hasta 2017 cuando se presentaría otra iniciativa para modificar la Ley General del Trabajo, pero a partir de presiones externas.

Ver imagen en Twitter

D5vJTKWXoAEnsq3.jpg

Esta semana, en el @senadomexicano, se aprobó en lo general y en lo particular el dictamen de #ReformaLaboral para justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva. Es enviada al Ejecutivo Federal.

Indicó que la mayor parte de los abogados laboristas se pronunciaron en favor de este cambio, sin embargo debería estar en la línea que establece la Constitución.

Ahora, dijo, es necesario esperar la reforma reglamentaria para empezar a hacer realidad ese cambio en el mundo laboral.

Opinó que esta propuesta reforma aún es insuficiente, pero es un primer paso hacia la libertad y democracia sindical, en donde se deberá dar una fuerte lucha contra “los grandes capos sindicales y empresariales que están en contra de la pluralidad sindical”.

En tanto, el abogado Carlos de Buen Unna calificó a este proyecto como la mejor reforma que podría tenerse y que México necesitaba.