Los líderes de diputados de Morena y del PAN, Mario Delgado y Juan Carlos Romero Hicks, respectivamente, discreparon sobre la reforma laboral. ARCHIVO EL UNIVERSAL

15/04/2019

Partido mayoritario señala que se acabarán “sindicatos charros ”; blanquiazul lo cuestiona

Los coordinadores del PAN y Morena en la Cámara de Diputados discreparon sobre los beneficios que traerá la reforma laboral aprobada el jueves pasado en el pleno de San Lázaro. Mientras Morena defendió que ya no habrá “sindicatos charros” que extorsionen a los empleadores, el PAN alertó de intereses sindicales que podrían verse beneficiados.

El líder parlamentario de Morena, Mario Delgado, aseguró que la reforma a la legislación laboral cambiará la relación de las empresas con los sindicatos, ya que los contratos de protección negociados a espalda de los trabajadores “se van a terminar”.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) explicó que los trabajadores podrán elegir libremente a qué sindicato pertenecer y elegir a sus dirigentes a través del voto libre, directo, secreto y personal.

En tanto, el coordinador del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, sostuvo que su fracción apoyó la iniciativa del partido mayoritario, Morena, incluso “a sabiendas de la existencia de los intereses corporativistas que abandera el cuestionado dirigente [y senador] Napoleón Gómez Urrutia”.

Añadió que con la aprobación de la reforma en materia laboral, el gobierno federal “no tiene más pretextos” para no avanzar en la materia, generar mejores empleos y atender las bajas perspectivas que vislumbran para la economía nacional en 2020.

En una comunicación obcial, el líder de los diputados del blanquiazul expresó que ellos votaron en favor el dictamen “porque constituye la refundación del sistema de justicia y la democratización de las organizaciones sindicales”.

Romero Hicks recordó que con estos cambios a la legislación del trabajo en México también se atiende lo acordado en el nuevo Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y da cumplimiento a la advertencia que hizo la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi.

El pasado 2 de abril, Pelosi advirtió que el congreso de su país no votará sobre el T-MEC hasta que el Poder Legislativo mexicano apruebe la reforma laboral convenida. Ante ello, la Cámara de Diputados apuró la aprobación del dictamen que circuló entre los integrantes de la Comisión del Trabajo y Previsión Social sólo una semana antes.

Para el análisis de las reformas a la legislación, los diputados federales trabajaron en comisiones bajo el sistema de parlamento abierto. Del 25 de febrero al 6 de marzo se realizaron audiencias públicas, en las que participaron 62 ponentes de todos los sectores involucrados.

https://www.eluniversal.com.mx/nacion/chocan-bancadas-del-pan-y-morena-por-reforma-laboral

Leave a comment