En materia sindical, se perfila un mejor mecanismo para la verificación y declaración de representatividad, un modelo más transparente

WhatsApp-Image-2018-10-25-at-15.17.15-640x400.jpeg

POR JESÚS VALENCIA MAYO 2, 2019

En el marco de la celebración del 1 de Mayo, Día internacional del Trabajo, el Congreso de la Unión cumple su función al reafirmar una reivindicación social y laboral a favor de los trabajadores con la aprobación del proyecto de reforma a la Ley Federal del Trabajo.

Esta reforma, ahora nueva realidad de justicia laboral en el país, viene a cambiar radicalmente algunos paradigmas que le dieron sustento por décadas a las relaciones de trabajo y las formas en las que se dirimen lo conflictos que nacen de ellas.

Los nuevos compromisos adquiridos responden fielmente a la realidad que hoy se vive y que cada vez más exige una justicia laboral más pronta, de modo que juzgadores tanto federales como locales; así como los Centros de Conciliación y el Centro Federal de Conciliación y Registro, contarán con las herramientas necesarias para responder a los requerimientos sociales de justicia autónoma, independiente y honesta, bajo los principios de oralidad, inmediación celeridad y excelencia judicial.

La nueva Ley Federal del Trabajo y sus nuevas directrices perfilan, por una parte, en la materia sindical un mejor mecanismo para la verificación y declaración de representatividad, un modelo más transparente para la democracia y aseguran un voto libre, personal, directo y secreto; en el tema individual y en los conflictos de trabajo, genera un celeridad en los procesos vinculados a los despidos injustificados al obligar a una etapa de conciliación prejudicial.

En este mismo sentido, la adición del artículo 48 bis que establece, de manera enunciativa, diversas actuaciones que deberán considerarse notoriamente improcedentes cuando se realicen por las partes, abogados, litigantes, representantes o testigos, así como por servidores públicos, genera una presunción de eficacia al procedimiento laboral.

Así, las opiniones y la apertura de cada uno de los participes de los distintos sectores que se ven vinculados con la nueva configuración de la justicia laboral aprobada por el Senado de la República, ahora enfrentarán su implementación en la que no sólo bastará con seguir las líneas marcadas en la Ley Federal del Trabajo, sino que además requiere de un plan de acción para las Juntas de Conciliación y Arbitraje que aún continuarán en funciones.

Este reto de mantenimiento de las estructuras e instituciones encargadas de la justicia laboral, hasta en tanto no se este en presencia de una completa transición, enfrenta principalmente un tema presupuestario que no debe ser obviado en la agenda westatal.

No obstante, como ha quedado demostrado con las modificaciones a esta nueva Ley Federal del Trabajo, la suma de los diversos actores con el mismo objetivo y tendencia a la justicia del trabajo permitirá una transición completa, asegurando en todo momento una paz social.

@VALENCIA_GUZMAN

https://heraldodemexico.com.mx/opinion/hacia-una-nueva-realidad-en-la-justicia-laboral/

Leave a comment