24 ABR, 2019

Se busca limitar el poder de los dirigentes sindicales.

Desde el piso de remates

MARICARMEN CORTÉS

El Consejo Coordinador Empresarial, que preside Carlos Salazar, intenta lo que parece hoy una misión imposible: convencer a los senadores de que modifiquen el dictamen de la reforma laboral.

El problema es que falta sólo una semana para que termine el periodo ordinario y, si los senadores realizan cambios a la reforma laboral, tendría que regresar en ultra fast tracka los diputados para que realmente pueda promulgarse en mayo.

El CCE pide un diálogo con el Senado, cambios a 11 artículos y añadir el 1007 bis que considera indispensable porque la ley no penaliza a líderes extorsionadores que realicen pagos ilegales y el temor, desde luego, es que se repitan los paros ilegales que se vivieron en Matamoros.

Lo que quiere el CCE es que realmente se limite el poder de los dirigentes sindicales y que sea, por ejemplo, la mayoría de los trabajadores y no el líder la que tenga la facultad de estallar y terminar una huelga.

Demanda también que los trabajadores tengan la libertad de no pertenecer a un sindicato; que los contratos colectivos sean aprobados en asamblea; que sólo haya un contrato para todos los trabajadores; que las huelgas no se prolonguen de forma interminable y que no se condicione la contratación de un trabajador a que esté afiliado a un sindicato.

CERTEZA JURÍDICA EN INVERSIONES

El CCE insiste en que es fundamental contar con una legislación laboral que dé certeza jurídica a la inversión para generar más empleos. Señala también mantener el voto secreto del trabajador en una semana del T-MEC. Sería el colmo que se aprobara una reforma en fast trackque resultara contradictoria a lo que se espera.

 

https://www.dineroenimagen.com/maricarmen-cortes/cce-urge-senado-cambiar-reforma-laboral/109314

Leave a comment