luis-gerardo-gonzalez-garcia.jpg

Luis Gerardo González García

22.04.2019/02:47

En estas líneas quiero compartirte, aunque seguramente ya estas enterado, de ¿Cuáles serán los retos derivados de la nueva reforma laboral?, ¿Qué cambios incluye?, ¿Qué implicaciones tiene?, ¿Cuáles son las modificaciones más importantes? y ¿Cómo adaptarse a este nuevo escenario?

Hoy esta reforma plantea los cambios clave a la legislación laboral del país en materia de conciliación, resolución de conflictos y sindicatos. La agenda laboral en México es igual de importante que la de seguridad. México está en la posición número 100 de 140 países, en temas del mercado laboral, de acuerdo con el Informe Global de Competitividad del Foro Económico Mundial 2018.

Este Informe contempla 12 pilares de competitividad como país, y aunque en el ranking total México es el lugar número 46 de 140 países, en temas laborales tenemos un rezago importante. Se evalúan temas vinculados al esquema de despidos laborales, cooperación entre el trabajador y el patrón, derechos de los trabajadores, facilidad de contratación, movilidad laboral, inclusión de género, entre otros.

En la sesión del pasado jueves 11 de abril, que presentó la Comisión de Trabajo y Previsión Social, se aprobó el Dictamen por el que se reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, la Ley Federal de la Defensoría Pública, la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, y la Ley del Seguro Social, en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva. Te compartiré los principales ajustes.

Desaparecen las Juntas de Conciliación y Arbitraje, todos los conflictos laborales que resolvíamos ahí, serán sustituidas por Tribunales Laborales que dependerán del Poder Judicial de la Federación. En materia laboral, si no se logra conciliación, el tribunal tendrá la última palabra.

Se crea el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral y 32 locales, en donde se deberán resolver los conflictos en primera instancia, antes de llegar a los tribunales en 45 días máximo.

Lograr la Democracia Sindical y Libertad de Asociación Colectiva. Esta reforma reconoce el derecho de la libertad sindical y la protección contra actos de injerencia.

Lucha contra la corrupción sindical. Este dictamen señala también que los sindicatos pueden perder su registro si sus líderes.

Libertad de organización y creación de sindicatos como ellos deseen.

IMSS a Trabajadoras del hogar, donde se obliga al patrón a inscribir a las trabajadoras domésticas al instituto mexicano del seguro social (IMSS) y pagar las cuotas correspondientes en la materia.

El Artículo 3 a la Ley Federal del Trabajo ya no solo dice que “el trabajo es un derecho y deber social”, sino que exige respeto para las libertades y dignidad de quien lo presta.

Entre muchos otros temas, estas son las principales modificaciones en esta nueva reforma laboral, lo que finalmente nos orilla a retomar el orden en nuestros negocios; en la claridad y transparencia, en la manera en la que operamos nuestros procesos de reclutamiento, selección, capacitación y conclusión de relaciones laborales.

En este sentido, hay muchos aspectos positivos de la reforma laboral y quizá, la preocupación más clara de muchos empresarios es la utilización del sindicalismo para generar escenarios como los que viven algunas empresas en Matamoros, donde grupos externos convencen a los trabajadores de exigir condiciones laborales e incrementos de salarios sin previo acuerdo y presionan a las empresas para que accedan a sus demandas, lo que solo tiene dos alternativas: ceder al sindicato o cerrar las fuentes de empleo, como ha sido el caso de algunas empresas.

¿Qué pasará si existen grupos sindicales que ofrezcan negociar con las empresas condiciones irreales, con tal de que se afilien los trabajadores?, ¿Qué pasará cuando al negociar un contrato colectivo de trabajo con algún sindicato y exista desacuerdo, se realicen paros de 1, 2 o 3 semanas?, ¿Están nuestras empresas preparadas para dar manejo a este tipo de situaciones?, muchos de nosotros tenemos un cuidado en los procesos de reclutamiento y cierre de relaciones laborales, ¿Qué pasa con aquellas empresas que no tienen esa cultura, que no tienen expedientes, recios de nómina, contratos?, ¿Qué pasará con aquellos patrones que para protegerse hagan uso de sindicatos blancos y cuando se audite a los trabajadores no exista un acuerdo colectivo?, ¿Qué impactos, sanciones o afectaciones empezarán a acontecer en el sector?.

Creo que es bueno que los trabajadores tengan alternativas y libertad para organizarse, para pertenecer a un sindicato, para exigir las mejores condiciones laborales; pero también en igualdad de circunstancias las empresas requieren un escenario de protección y facilitación de operación, porque somos los empresarios los que invertimos en infraestructura, capital y riesgo para crear fuentes de empleo. Al final todo es un equilibrio y debemos procurarlo laboral, legal y operativamente.

Por supuesto, en la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG) ya estamos preparando una serie de eventos para compartir el conocimiento, acerca de esta nueva reforma laboral y ten por seguro, que avanzaremos y adoptaremos el conocimiento, los procesos y la cultura que se requiere, ya que estamos conscientes de que nuestras empresas deben buscar un escenario de crecimiento y de estabilidad para nuestros colaboradores, porque sin ellos, implemente no avanzamos, pero en un correcto equilibrio.

https://www.milenio.com/opinion/luis-gerardo-gonzalez-garcia/columna-luis-gerardo-gonzalez-garcia/adaptarnos-al-nuevo-escenario-con-la-reforma-laboral

Leave a comment