• Los pilotos aviadores de la mayoría de las líneas aéreas del país padecen de los contratos de protección patronal leoninos

El secretario general de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) y Presidente Colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Rafael Díaz Covarrubias, destacó que la impartición de justicia estará en manos de tribunales laborales dependientes del Poder Judicial. “Ya no se impondrá la voluntad del Ejecutivo local o federal”.Busca hacer realidad una negociación colectiva en la que los trabajadores intervengan mediante su voto personal, libre y secreto, sobre la decisión de su dirigencia sindical y la firma del contrato colectivo de trabajo.  Foto: Cámara de Diputados

 En la  Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México, ASPA, desde su surgimiento, hace 60 años, se practican los valores y principios que señala nuestra norma constitucional, “pero ello no quiere decir que estemos conformes con el modelo laboral vigente, ya que, como la mayoría de los trabajadores de México, somos testigos y de alguna manera víctimas del contratismo de protección, que los pilotos aviadores de la mayoría de las líneas aéreas del país padecen”, dijo Rafael Díaz Covarrubias Secretario General ASPA, en la audiencia pública para la reforma laboral del 27 de febrero 2019 Derecho colectivo, convocada por la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados, LXIV Legislatura. 

Díaz Covarrubias destacó que la reforma Constitucional en materia de justicia laboral del 24 de febrero de 2017 permiteque la impartición de justicia esté en manos de tribunales laborales dependientes de los Poderes Judiciales y no de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, que con excusa del tripartismo imponen la voluntad del Poder Ejecutivo federal o local.

En segundo lugar, busca hacer realidad una negociación colectiva auténtica, en la que los trabajadores intervengan mediante su voto personal, libre y secreto, tanto de los procesos electorales en los conflictos entre sindicatos, como en la decisión sobre la firma de un contrato colectivo de trabajo. “Todos sabemos del brutal cáncer de los contratos de protección, firmados a espaldas de los trabajadores” dijo.

A continuación, la intervención de Rafael Díaz Covarrubias, Secretario General de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México, ASPA en la audiencia pública de la Reforma Laboral, del 27 de febrero de 2019, en la Mesa número dos en la que se abordaron cuatro temas: Derecho de asociación y negociación colectiva; Voto secreto y democracia sindical; Transparencia y rendición de cuentas en los sindicatos y Contratación colectiva.

Antes que nada, deseamos expresar nuestro reconocimiento a la Comisión de Trabajo y Previsión Social por la realización de este foro, que tiene como tarea fundamental la reglamentación de la reforma constitucional de febrero de 2017.

Nos permiten, en primer término, que la impartición de justicia esté en manos de tribunales laborales dependientes de los Poderes Judiciales y no de las Juntas de Conciliación y  Arbitraje, que con excusa del tripartismo imponen la voluntad del Poder Ejecutivo federal o local.

En segundo lugar, busca hacer realidad una negociación colectiva auténtica, en la que los trabajadores intervengan mediante su voto personal, libre y secreto, tanto de los procesos electorales en los conflictos entre sindicatos, como en la decisión sobre la firma de un contrato colectivo de trabajo. Todos sabemos del brutal cáncer de los contratos de protección, firmados a espaldas de los trabajadores.

En lo que se refiere a la vida democrática interna, en ASPA desde nuestro surgimiento hace más de 60 años, practicamos la vida democrática en todas sus etapas. Elegimos a nuestros representantes a través del voto personal directo, libre y secreto. Rendimos cuenta cabal de cada centavo que recibimos de los afiliados y de las empresas. Decidimos en la asamblea todo el proceso de la negociación colectiva, incluyendo la elaboración del pliego de peticiones, la integración de la comisión negociadora y aprobamos la negociación final, incluyendo si se estalla la huelga o no.

En ASPA se puede decir que se practican desde nuestro surgimiento los valores y principios que señala nuestra norma constitucional, pero ello no quiere decir que estemos conformes con el modelo laboral vigente, ya que, como la mayoría de los trabajadores de México, somos testigos y de alguna manera víctimas del contratismo de protección, ya que los pilotos aviadores de la mayoría de las líneas aéreas del país padecen de los contratos de protección patronal leoninos, producto de una decisión unilateral de las empresas aéreas que antes de iniciar operaciones escogieron el sindicato de su preferencia, sin consultar a los trabajadores, les impusieron condiciones de trabajo y a toda costa les impiden su derecho de afiliarse al sindicato de su preferencia.

En muchos eventos internacionales se nos plantea la interrogante de que cómo es posible que el patrón firmara los contratos colectivos con un sindicato que no conoce ni los pilotos, ni los sobrecargos, ni los trabajadores de tierra. Les explicamos que ello era parte de un sistema político, corporativo, autoritario, que imponía el control empresarial de los patrones para impedir las reformas salariales e imponer un modelo de trabajo basado en la mano de obra barata.

Cuando los pilotos de una línea aérea han querido afiliarse se les impide alegando la autoridad que no tienen ese derecho, puesto que el contrato colectivo fue firmado con un sindicato nacional de industria que agremia tanto pilotos, como sobrecargos y personal de tierra.

Se plantea en lo absurdo de que permitir a los pilotos afiliarse a ASPA debilitaría el contrato colectivo impuesto por el patrón, una verdadera ironía, esto es un gran engaño, porque como todo el mundo los pilotos desean asociarse con los pilotos.

Nos interesa, señores, diputadas y diputados, que haya una debida comprensión sobre las características especiales de cada profesión que priva en el sector aéreo. Las tripulaciones aeronáuticas que incluyen solamente pilotos y sobrecargos se encuentran dentro de un capítulo especial de la Ley Federal de Trabajo.

Tenemos jornadas de vuelo y de servicio, descaso en base y fuera de base, adiestramientos periódicos obligatorios, exámenes médicos y psicológicos permanentes, obligaciones especiales e incluso causales de separación más estrictas que el resto de los trabajadores. Nuestra actividad es de alta especialidad y exige una entrega absoluta, en virtud de que se protege como un valor fundamental de las operaciones aeronáuticas en las que intervenimos, la seguridad de los pasajeros y del entorno geográfico.

En nuestra experiencia ha sido un verdadero calvario el que los pilotos y sobrecargos podamos afiliarnos a los sindicatos de nuestra especialidad, que es el de nuestra preferencia. Obviamente, los pilotos de otras aerolíneas aéreas buscan incorporarse a ASPA, no solo porque somos una organización democrática, sino porque hemos desarrollado al correr de los años un sólido esquema de protección social que incluye seguros de diversos tipos acorde a nuestra condición profesional y riesgos exclusivos de nuestra actividad.

Tenemos limitaciones en nuestra edad y cualquier deficiencia física o mental puede ser motivo de la pérdida de la licencia de piloto. También contamos con un consolidado fondo de ahorro que coadyuva a esquemas de retiro más favorables.

A nivel internacional pertenecemos a las organizaciones gremiales especializadas de pilotos aviadores regional y mundial, pero no sólo en el ámbito sindical sino también en cuestiones de seguridad aérea.

Con nuestras empresas somos un factor positivo de mejora en el servicio y en su desarrollo competitivo. Entendemos claramente que una empresa consolidada y competitiva en el 

mercado es un elemento clave para la permanencia de nuestros empleos y del progreso de nuestra vida personal, familiar y profesional.

A pesar de todo ello, se impide a toda costa que los aviadores de las aerolíneas puedan optar libremente por el sindicato de su preferencia. Hacerlo ha significado riesgos, desgastes, despidos y múltiples formas de represión. Nos hemos visto obligados a acudir a las denuncias internacionales ante la OIT y ante organismos regionales de derechos humanos.

Todo ello a pesar de que el artículo 1388 en su fracción III dice que sí se puede disputar la titularidad de un sindicato gremial a un sindicato de industria, y el artículo 1389 señala qué pasaría en caso de ganarse. A pesar de esta disposición, se nos ha impedido el derecho a que los pilotos accedan por vía de la firma o la titularidad agremiarse con sus pares de profesión.

A partir de los principios de la reforma constitucional de febrero de 2017 y de la aplicación de los convenios internacionales de la OIT, Convenio 87 y Convenio 98, así como la indebida interpretación que se ha dado a esta norma, en las iniciativas presentadas por el Partido Morena se contempla adicionar el artículo 245 Bis al Capítulo de Tripulaciones Aeronáuticas con el siguiente texto que dice que la existencia de un contrato colectivo de trabajo que abarque a la totalidad de trabajadores no será impedimento para que coexista con otro pacto sindical celebrado con un sindicato gremial de pilotos o sobrecargos, si la mayoría de los trabajadores de la misma profesión manifiestan su voto a favor del sindicato gremial.

Esto quiere decir que si los pilotos quieren estar con los pilotos y los sobrecargos quieren estar con los sobrecargos, esa es la petición que nosotros estamos haciendo.

Se considera de manera errónea que esta reforma legislativa es riesgosa porque permite que haya varios contratos colectivos en una empresa. Ello es equivocado en virtud de que la situación de las tripulaciones aeronáuticas es excepcional, ya que nuestros sindicatos son de carácter gremial y esta diferenciación no es aplicable a otros centros laborables, sino tan solo a este trabajo especial cuyas condiciones de trabajo y características con propias y no se comparten con el resto de los trabajadores.

Confiamos plenamente en que esta Legislatura aprobará este proyecto de reforma que constituye una simple aclaración de la ley para garantizar que la libertad de la asociación y de la contratación colectiva responsable, sea una realidad en nuestro país. Muchas gracias.

 

Leave a comment