pablo-ruiz-meza-1.jpg

PABLO RUIZ MEZA

28.01.2019/03:47

Ni en los perores tiempos del régimen priista, una huelga de las dimensiones como la estallada en Matamoros, Tamaulipas , se había registrado por una nula o mala atención de las autoridades del trabajo.

No es un tema menor, se trata de 30 mil trabajadoras y trabajadores de la industria maquiladora fronteriza que demandan el 20 por ciento de incremento salarial, así como un bono anual de 32 mil pesos por trabajadores.

Rebasadas las autoridades laborales locales, pero ante la actitud omisa e ineficiente de la titular de la STPS, el conflicto rebasó a las autoridades locales, porque uno de los motivos fue el decreto de incremento del 16 por ciento a los salarios.

Se trata de la primera huelga en el gobierno de la cuarta transformación, un régimen sin política laboral y tolerante a las reglas impuestas por los sindicatos el Congreso del Trabajo controlado por el viejo sindicalismo corporativo del PRI, hoy el principal aliado del gobierno.

Los sindicatos regulados por el Apartado B, del artículo 123 de la legislación laboral, es otra muestra del desastre de política laboral fallida, esta última relacionada con los maestros de la CNTE en Michoacán, el brazo violento aliado del gobierno.

El reclamo de salarios adeudados a maestros michoacanos motivó una escalada de boicot a la red ferrorviaria de aquel estado, que afectó a la economía de esa entidad y de la región, en abierto ataque a las vías de comunicación, pero con la permisibilidad y complacencia del gobierno.

La novatez y tolerancia de las secretarias de la STPS y Segob, Luisa María Alcalde y Olga Sánchez Cordero, definen el estilo del nuevo gobierno; los conflictos laborales de las maquiladoras en Matamoros, y del magisterio, en Michoacán, debieron haberse evitado.

Pero la política de fronteras abiertas al sur del país, con el ofrecimiento del gobierno mexicano a visas de trabajo, es una alerta más de la política desordenada en material laboral, porque para la Segob es muy fácil ceder oportunidades de empleo a centroamericanos, cuando la desocupación de la mano de obra mexicana es brutal.

Todo este desastre de política laboral y migratoria, sin considerar el rezago en los tribunales laborales, pendientes de sentencia.

pablo.ruiz@milenio.com

https://www.milenio.com/opinion/pablo-ruiz-meza/nada-personal/fallida-politica-laboral-de-la-4t

Leave a comment