No va a haber charrismo sindical de derecha ni de izquierda, expresó ante líderes de la CNTE
Alma E. Muñoz y Enrique Méndez
 
Periódico La Jornada
Lunes 29 de octubre de 2018, p. 16

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, afirmó anoche que no tiene compromiso con la maestra Elba Esther, ni con (Carlos) Romero Deschamps. Ni con Napoleón Gómez Urrutia. Yo ni conozco a Napoleón y es senador nuestro, lo apoyamos porque lo persiguieron los potentados, pero no es bajo ningún compromiso.

En una reunión anoche con representantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), López Obrador se comprometió con esa ala del magisterio a tener un trato directo, pero también acotó: “No va a haber charrismo sindical; ni de derecha ni de izquierda. Tampoco sindicato ni dirigente favorito”.

La intervención de López Obrador fue difundida en vivo por la CNTE a través de la plataforma de Facebook, y en el encuentro el presidente electo precisó que se eliminará la evaluación y se mantendrá la capacitación voluntaria; los invitó a su toma de protesta el primero de diciembre; anunció un incremento salarial; anticipó que se modificará el mecanismo para toma de nota de los dirigentes sindicales, y los invitó a vigilar la aplicación de los programas sociales desde los estados.

Afirmó que será respetuoso de la democracia sindical, pero si la Secretaría del Trabajo considera que los procesos para elegir dirigentes no fueron limpios, no se otorgará la toma de nota.

Acotó que el gobierno federal mantendrá el control de la nómina magisterial. Cuando le preguntaron por qué, respondió: Porque así se maneja mejor, y ese es el instrumento que vamos a utilizar para el aumento de los salarios. Si no, se complicaría mucho transferirle el dinero a los gobernadores.

Precisó que los aumentos a la burocracia se darán de la siguiente forma: quienes ganen hasta 10 mil pesos, un aumento similar al de la inflación más 3 por ciento; de 10 a 15 mil pesos, inflación más dos puntos; y de 15 a 20 mil pesos, inflación más uno.

En este punto resaltó que la política salarial será de reducir los sueldos a los altos funcionarios e incrementar a los de menores ingresos. “Pero también estamos midiendo, porque no queremos caer en déficit, no vamos a aumentar impuestos en términos reales, no va a haber gasolinazo, no va a haber impuestos nuevos, no vamos a endeudar”, agregó.

Indicó que el presupuesto se manejará con más rigor y por ello el manejo centralizado de la nómina. Si ustedes ven que no funciona lo que vamos a hacer, lo hablamos y eso lo vamos comentando con los gobernadores, porque a ellos no les gusta mucho esto y también siempre hay la demanda de que quieren más recursos, más participaciones a los estados. No habrá negociaciones fuera del presupuesto, señaló.

Cuestionó que los gobernadores quieren más agarraderas para manejar el presupuesto, pero también causan daño a la sociedad. Y agregó: Ante la posible amenaza de que regresan el sistema educativo a la Federación, les estoy tomando la palabra. Quieren ya no manejar la educación, vénganse, la manejamos nosotros.

Al salir de la reunión, Eloy López Hernández, secretario general de la sección 22 de Oaxaca, resaltó que se estableció un diálogo directo, una relación institucional de bilateralidad para poder agendar todos los temas del movimiento, en este caso la CNTE y el magisterio nacional.

A su vez, Víctor Manuel Zavala, líder de la sección 18, de Michoacán, adelantó que en los próximos días volverán a reunirse para trabajar la agenda y establecer mesas de negociación.

http://www.jornada.com.mx/2018/10/29/politica/016n1pol?fbclid=IwAR315kISGG2a17tTCvb3HcxS0cZfznBmuEfR7Jxdmy6GrXzbY0xZ4278yk8

Leave a comment