La aplicación del Convenio 98 en México dependerá de las leyes secundarias a la reforma en justicia laboral del 2017, en las que se definirán reglas para preservar la democracia sindical.

María Del Pilar Martínez27 de septiembre de 2018, 23:52

Las organizaciones sindicales o los empleadores podrán acudir a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para presentar reclamos, en caso de que consideren que no se aplicó o respetó el Convenio 98, relacionado con la libertad sindical y la contratación colectiva efectiva, afirma Gerardina González Marroquín, directora de la Oficina para México y Cuba de la OIT.

En entrevista explicó que México entró en un proceso de ratificación de trascendencia, pues es el último país en América Latina en suscribir dicho Convenio, lo que conlleva no sólo a actualizar su propia legislación, sino a cumplir con una serie de obligaciones como la de presentar un informe.

“Una vez ratificado el Convenio por el Senado y el Poder Ejecutivo, México entra en una nueva etapa en la que debe presentar informes a la OIT”, y una consecuencia de no hacerlo en los tiempos que se tienen estipulados es que “los órganos de control de Aplicaciones de Normas Internacionales pueden pedirle a México que cumpla con sus responsabilidades”, explica González Marroquín.

Empleadores y trabajadores pueden presentar reclamaciones

La directora de la OIT en nuestro país asegura que otro elemento importante que se debe considerar es que “las organizaciones de empleadores o trabajadores pueden acudir a la OIT a presentar reclamaciones” a las que se les dará seguimiento para que sean modificadas las acciones contrarias a la libertad sindical y la contratación colectiva.

Asimismo, “empresarios, sindicatos y gobierno tienen acceso a la OIT para la construcción de normas y convenios internacionales, y estos convenios al ser ratificados por los países los incorporan a la legislación nacional como si fueran una ley de la República”.

El tiempo que tarde en aplicarse el Convenio 98 en México dependerá del momento en el que el Senado de la República notifique a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) la decisión de ratificarlo. Corresponde al Ejecutivo informar a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la determinación de México; sin embargo, no hay plazos para que lo realice.

La directora de la OIT en México y Cuba recuerda que nuestro país intentó ratificar el Convenio 98 en 1955, pero “pidió una salvaguarda que no era procedente, entonces se quedó sin la ratificación. En el 2012, se hizo una reforma a la legislación y eso permitió ahora que en el 2015 el Poder Ejecutivo pudiera presentar al Congreso la consideración de la ratificación nuevamente”.

No habrá contratación múltiple: STPS

La próxima administración “no tiene intención” de llevar la contratación colectiva del trabajo a una “multicontratación” que dificulte las relaciones laborales e inhiba las inversiones, a partir de la ratificación del Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sino “tienen la visión de que el sindicato mayoritario sea quien tenga el derecho sobre del contrato colectivo de trabajo”, declaró Roberto Campa Cifrián, secretario de Trabajo y Previsión Social (STPS).

En entrevista luego de participar en la Entrega del Distintivo Bioéticamente Responsable para la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), Campa no quiso polemizar sobre la amenaza del sector empresarial de ampararse ante la ratificación del Convenio 98, pues dijo que en breve habrá una nueva legislación que recogerá todas las inquietudes de los empresarios y de los trabajadores para cumplir con los compromisos que ha tomado México.

“Esto será algo que revisarán los legisladores en las leyes secundarias que están pendientes. Y creo que hay claramente convicción del nuevo gobierno de que un esquema que abra la puerta a la multicontratación sería pernicioso”, dijo.

Sostuvo que es una obligación hacer los cambios, “porque México comprometió en la OIT que este proceso se daría en diálogo social, que es el diálogo de los factores de la producción, y porque hay también un convenio vigente de la OIT que hace obligatorio este diálogo para un cambio tan importante como el que vamos a tener”.

Campa Cifrián señaló que la democracia sindical ya se encuentra inscrita en la reforma constitucional  que ya está vigente. “Cualquier proceso de selección que tengamos tiene que darse en los términos de la Constitución mediante el voto personal libre y secreto”. (María del Pilar Martínez)

pmartinez@eleconomista.com.mx
https://www.eleconomista.com.mx/gestion/OIT-recibira-quejas-directas-por-faltas-al-Convenio-98-20180927-0163.html

Leave a comment