Carolina Gómez Mena

Periódico La Jornada
Jueves 16 de agosto de 2018, p. 18

En el tema del aumento al salario mínimo en la próxima administración seguramente se valorarán todos los elementos para determinar su viabilidad, consideró Roberto Campa Cifrián, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). Recordó que tras la desindexación de esa percepción, ahora es menos complicado incrementarla, sin que eso influya en diversas variables económicas.

En entrevista al concluir el lanzamiento de la campaña Derechos laborales igualitarios, destacó que se deberá evaluar para tomar la mejor decisión. Hizo hincapié en que su comentario no parezca una recomendación a destiempo, pues él es funcionario de este gobierno.

Comentó que el proceso se tendrá que realizar conforme a lo que establece la Ley Federal del Trabajo. Destacó que esta administración empezó con 60 pesos y centavos de salario mínimo, y hoy estamos en 88 pesos y centavos. Esto significa una recuperación real del poder adquisitivo de compra de casi 18 por ciento.

Señaló que ya ha tenido contacto con la próxima titular de la STPS, Luisa María Alcalde Luján, y que uno de los pendientes importantes que lega al siguiente gobierno es la conclusión de la reforma laboral: estamos haciendo un esfuerzo para dejar la secretaría funcionando a ciento por ciento. Apuntó que el lunes próximo empieza el trabajo de transición.

Sobre la campaña, expuso que es inaceptable que 26 por ciento de las mujeres hayan sido víctimas de algún tipo discriminación, sólo por el hecho de ser mujeres, que hayan sufrido acoso sexual o hayan sido despedidas por el embarazo.

La titular de la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), Alejandra Negrete Morayta, señaló que en esta administración, la Profedet ha otorgado casi 500 mil servicios de orientación, asesoría, conciliación y defensoría a mujeres, obteniendo resoluciones favorables en cerca de nueve de cada 10 juicios y recuperándoles casi 2 mil millones de pesos.

Belén Sanz, representante de ONU Mujeres en México, dijo que el acoso y el hostigamiento sexual son manifestaciones de desigualdad, y que 26.6 por ciento de las mexicanas que trabajan han experimentado violencia laboral.

Marta Ferreyra, directora de Promoción de Cultura y no Discriminación del Conapred, dijo que diversos sectores enfrentan obstáculos para la contratación laboral y los ascensos, entre ellos los indígenas, las personas mayores, las mujeres y los integrantes de la comunidad de la diversidad sexual.

http://www.jornada.com.mx/2018/08/16/politica/018n2pol

Leave a comment