Andrea Becerril

Periódico La Jornada

Domingo 8 de abril de 2018, p. 12

Senadores de oposición advirtieron sobre la intención del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus aliados de “dar un albazo” en los próximos días a fin de imponer su proyecto de legislación sobre justicia laboral, que vulnera derechos fundamentales de los trabajadores y ya provocó protestas de organismos sindicales nacionales y de otros países.

Luis Humberto Fernández, senador del Partido del Trabajo-Morena, y el coordinador perredista, Luis Sánchez, coincidieron en que por tratarse de una reforma requiere mayoría simple para ser aprobada, por lo que el riesgo es mayor, sobre todo porque ya hay un proyecto de dictamen elaborado con base en la iniciativa de los priístas Isaías González Cuevas y Tereso Medina, y negociado con el gobierno y los empresarios.

El coordinador del Partido Acción Nacional, Fernando Herrera, consideró que si bien el PRI y sus aliados cuentan con los votos necesarios para imponerse, deben considerar que una decisión de esa naturaleza creará mayor algidez y crispación social en pleno proceso electoral.

Objeciones de ONG y académicos

Herrera precisó que representantes del PRI le aseguraron que el proyecto tiene el aval de las grandes centrales obreras y los empresarios, pero los integrantes de su bancada aún no han discutido su postura y analizarán las objeciones que organizaciones independientes y académicos han formulado en el Senado.

Fernández, secretario de la Comisión de Trabajo, resaltó que de forma imprudente los priístas están preparados para aprobar, antes de que concluya el periodo de sesiones, una legislación que “echa atrás” los logros de la reforma constitucional y destruye casi en su totalidad el derecho laboral.

Es una contrarreforma que, de aprobarse, hará gran daño a la clase trabajadora. “En un momento en que el mundo gira en favor de lo social, cuando la tendencia es proteger a los trabajadores, esta iniciativa los desprotege.”

La forma “torpe y peligrosa” como se ha negociado esa reforma fuera del Senado “incluso ha llamado la atención de organizaciones de Estados Unidos y Canadá, que señalan que su aprobación impactaría en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte”.

Recordó que la AFL-CIO, International Brotherhood of Teamsters, International Association of Machinists and Aerospace Workers y la Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas enviaron escritos al presidente del Senado, Ernesto Cordero, para pedir que no se apruebe esa reforma.

http://www.jornada.unam.mx/2018/04/08/politica/012n1pol

Leave a comment