El secretario del Trabajo, Roberto Campa Cifrián, participó ayer en la ceremonia de conmemoración del Día Nacional por la Inclusion Laboral en el Castillo de Chapultepec: Foto Luis Humberto González

El secretario del Trabajo confirmó que el tema salió de las leyes secundarias

Patricia Muñoz Ríos

Periódico La Jornada

Miércoles 28 de febrero de 2018, p. 19

Se deben diseñar políticas públicas para que haya mayor inspección en las empresas de subcontratación y evitar que éstas sigan eludiendo el pago de impuestos y sus obligaciones laborales, aseguró el secretario del Trabajo, Roberto Campa Cifrián, luego de confirmar que el planteamiento de “flexibilizar” la tercerización ya fue eliminado de las iniciativas de leyes secundarias de la reforma de justicia laboral.

El funcionario sostuvo que el outsourcing es uno de los puntos “ríspidos y delicados” que han estado atorando la votación de las iniciativas en el Senado. Sin embargo, una vez que por consenso este tema fue sacado de la discusión, así como otros, se espera que sean aprobadas en esta cámara y en la de Diputados antes de que termine el actual periodo de sesiones.

Entrevistado durante la ceremonia para conmemorar el Día Nacional por la Inclusión Laboral, Campa explicó que ya venció el plazo de un año que dio el constituyente para tener listos los ordenamientos en materia laboral. Sin embargo, dijo, “confiamos en el que el Congreso en ambas cámaras, antes de que termine este periodo, pueda legislar en una materia que resulta de la mayor importancia para los trabajadores”.

Expuso que a partir de la aprobación de estas iniciativas habrá un lapso de nueve meses para que se pongan en marcha los tribunales laborales en el país, empiece a operar el nuevo instituto de conciliación y las juntas dejen de recibir los juicios obrero-patronales, porque las controversias laborales ahora se dirimirán en tribunales y se dará tiempo para hacer esta transformación.

Se tenía previsto que en noviembre de este año empiece a funcionar el instituto de conciliación y las juntas dejen de recibir los asuntos. No obstante, éstas no desaparecerán de inmediato, sino que tendrán un plazo de cuatro años para concluir el cúmulo de expedientes que tienen.

En cuanto a la flexibilización del outsourcing aseguró que hay consenso entre los legisladores y sectores involucrados en la reforma laboral para que no forme parte de las leyes secundarias. Por el contrario, es necesario fortalecer la inspección sobre estas empresas para evitar que dejen de cumplir sus obligaciones laborales y de pago de impuestos.

En ese acto Campa informó que se han entregado distintivos de empresa incluyente a 2 mil 479 compañías, de empresa familiarmente responsable a 2 mil 133 y el reconocimiento de empresa agrícola libre de trabajo infantil a 472 centros laborales.

http://www.jornada.unam.mx/2018/02/28/politica/019n1pol

Leave a comment