Buscan combatir la corrupción que se da entre autoridades, empresarios y trabajadores en las controversias laborales

José Alfredo Beltrán

29/12/2017 El plazo que se otorgó a las legislaturas locales para adecuar sus constituciones con base en la reforma federal, fenece el 28 de febrero de 2018.

Foto: Alejandro Escobar

De nueva cuenta, Sinaloa tendrá que legislar “a contrarreloj” para cumplir con otro mandato federal: la creación del nuevo sistema de justicia laboral.

Y es que el plazo de un año que se otorgó a las legislaturas locales para adecuar sus constituciones con base en la reforma federal, fenece el 28 de febrero de 2018.

Y apenas el 7 de noviembre se presentó en la entidad la iniciativa que reforma y adiciona la Carta Magna, para generar los nuevos órganos de justicia laboral.

La 62 Legislatura deberá procesar “a prisa” el dictamen respectivo.

En Sinaloa es “costumbre” que la Cámara local saque mandatos federales a punto de vencerse los plazos legales. Esto ha ocurrido, por ejemplo, con el Sistema Anticorrupción, leyes electorales, de transparencia, entre otras.

Los firmantes de la iniciativa son los priistas Silvino Zavala, presidente de la Comisión de Asuntos Obreros y Previsión Social, e Irma Tirado, presidenta de la Junta de Coordinación Política.

Una de las bases de este proyecto, impulsado desde la Federación, es combatir la corrupción que se da entre autoridades, empresarios y trabajadores en las controversias laborales.

Con esta legislación desaparecerá tanto la Junta Local como el Tribunal Local de Conciliación y Arbitraje, dependientes del Ejecutivo, y los cuales expertos han criticado por su inoperancia.

La reforma prevé la creación de un Tribunal Laboral, que dependerá del Poder Judicial de Sinaloa.

Este tribunal tendrá la facultad exclusiva “de conocer y resolver conflictos de competencia laboral entre patrones y trabajadores”.

Antes de acudir al Tribunal, los involucrados deberán haber agotado los asuntos en una institución de nueva creación: el Centro de Conciliación laboral.

Este centro será un organismo público descentralizado, especializado e imparcial y autónomo.

El centro, se añade en el proyecto, se regirá por los principios de legalidad, imparcialidad, equidad, transparencia, eficacia, certeza, independencia, objetividad, profesionalismo, publicidad y confiabilidad.

La novedad es que ahora será el Poder Legislativo, con mayoría calificada, el que designe al o la titular de este centro, con base en una terna que envíe el Gobernador en turno.

Zavala Araujo sostiene que el sistema de justicia laboral actual, que viene desde la Constitución de 1917, está “agotado, pues no se generó una real justicia laboral”.

Y predomina la corrupción en un gran porcentaje de actuaciones, en perjuicio tanto de trabajadores como de empleadores.

El plazo para realizar esta reforma inició el 24 de febrero de 2017.

Puntos sustantivos…

  1. Desaparecerán la Junta y el Tribunal Local de Conciliación y Arbitraje
  2. Se creará un Centro de Conciliación Laboral, cuyo titular será designado por mayoría calificada del Congreso, previa terna propuesta por el Ejecutivo
  3. Se creará el Tribunal Laboral del Poder Judicial del Estado

https://www.noroeste.com.mx/publicaciones/view/va-sinaloa-a-contrarreloj-en-nueva-justicia-laboral-1112227

Leave a comment