Advierte observatorio sobre eventual albazo en el Senado

Patricia Muñoz Ríos,ObservatorioPeriódico La Jornada

Jueves 14 de diciembre de 2017, p. 17

El dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Isaías González Cuevas, adelantó que  ya está todo listo para que este viernes se aprueben las leyes secundarias de la reforma en materia de justicia laboral en el Senado, las cuales han sido cuestionadas porque dan carta abierta al sindicalismo de protección y al outsourcing.

González Cuevas y el también líder sindical de la industria automotriz, Tereso Medina, el cual pertenece a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), presentaron dichas iniciativas, una de las cuales es para la ley del Instituto Federal de Conciliación y Registro Laborales, que sustituirá a las Juntas de Conciliación.

Este último proyecto de ley establece que serán los patrones, los sindicatos corporativos y el gobierno los encargados de dar los registros y tomas de nota a los sindicatos.

El croquista sostuvo que ya se tiene adelantado el dictamen de ambas iniciativas, y que este viernes, ambas podrían quedar aprobados en el Senado.

Al preguntar al dirigente si se quiere dar un albazo con estos proyectos de ley secundaria –que en primer término debieron haber sido presentados por el gobierno federal–, dijo que las iniciativas fueron consultadas con los sectores.

Sin embargo, los abogados del Observatorio Laboral sostuvieron que no hubo ninguna consulta, ni debate, que las iniciativas fueron negociadas en lo obscurito por abogados patronales y el sindicalismo corporativo, y que es un monstruosidad legal que se proponga que el organismo encargado de otorgar los registros sea controlado por sindicatos charros y representantes legales empresariales.

Además, según dicha organización, en estas iniciativas de ley también se consolidan el sindicalismo de protección, se suprime el voto libre y secreto, la libertad gremial se verá restringida y se elimina la obligación patronal de notificar por escrito a los trabajadores cuando son despedidos.

No obstante, González Cuevas negó todo lo anterior en entrevista y ante preguntas sobre la impugnación que hicieron a su dirigencia 17 de las 32 federaciones seccionales de la confederación, aseguró que no lo pueden destituir.

La semana pasada líderes de las federaciones de esta organización ofrecieron una conferencia de prensa para señalar que representan a más de 2.5 millones de trabajadores que desconocen al dirigente nacional y que lo van a destituir formalmente, porque ha hecho de la CROC un negocio particular y sólo ve por sus intereses económicos y no por los trabajadores, entre otras acusaciones.

http://www.jornada.unam.mx/2017/12/14/politica/017n2pol

Leave a comment